KIDETZA :: Federación de Euskadi de Padres y Madres separados  

  Crear Una Cuenta : Entrar :  Inicio : Descargas : Tu CuentaForos
Menú principal
 Inicio

 Presentación
 El divorcio hoy
 Reivindicaciones
 Servicios
 Negociaciones
 Mediación familiar
 Violencia familiar
 Datos
 Artículos de opinión
 Noticias
 Consejos
 Consultas
 Foros

 Noticias KIDETZA

 Noticias/Prensa
 Archivo de Noticias
 Enviar Noticias
 Topics

 Zona KIDETZA

 Top 10
 Buscar
 Recomiéndenos
 Enlaces Web
 Descargas
 Monitor

 Zona Usuarios

 Tu cuenta
 Mensajes Privados
 Lista de miembros

 Contactar

 Soporte Técnico
Últimas Noticias
Titulares:
1: Entrevista: "Escogí mal a la madre de mi hijo" 

2: Paulino Castells, especialista en psiquiatría: Hay que apostar por la custodia compartida 

3: Gipuzkoa registra por vez primera una caída de los divorcios 

4: La nueva ley de custodia compartida planea igualdad económica para el padre y la madre 

5: La crisis también llega a los divorcios 

·Más Noticias...


Últimas Descargas:
1: Conclusiones I Congreso de Interferencias parentales (Santiago de Compostela 13-12-2008) 

2: INFORME COMPARATIVO SEPARACIONES/DIVORCIOS DURANTE 2008 

3: Comunicado día de la mujer 

4: PROPUESTAS PROGRAMATICAS ELECCIONES AUTONOMICA 2009 

5: III ENCUENTRO DE MAGISTRADOS Y JUECES DE FAMILIA Y ASOCIACIONES DE ABOGADOS DE FAMILIA 


Estadisticas Descargas:
Total Archivos: 56
Total Descargas: 139852
Total Hosted: 9.23 MB
Total Served: 14.21 GB
KIDETZA :: Federación de Euskadi de Padres y Madres separados: Kidetza

Buscar en este Tópico:   
[ Ir a la Página de Inicio | Selecciona un nuevo Tópico ]

 Entrevista: "Escogí mal a la madre de mi hijo"
Kidetza
El resentimiento o una personalidad conflictiva pueden convertir un divorcio en el peor martirio humano. Con la Ley de Violencia de Género, que a tantas mujeres ayuda, unas pocas se aprovechan y denuncian un maltrato inexistente para sacar rédito.

Jesús Mosquera empieza cada mes en números rojos, debiendo treinta euros. "Vivo a costa de mi pareja y de mi padre". Perdió su empleo de administrativo después de siete años en la empresa debido a una depresión motivada por un divorcio "complicado". Luego probó suerte como comercial a media jornada, pero las constantes visitas de los agentes de Policía a su oficina también le costaron el puesto. Ahora está en el paro y recibe 520 euros. Debe pagarle a su ex mujer 550 euros en concepto de la mitad de la hipoteca y la pensión alimenticia de su hija de seis años.

Según el artículo 96 del Código Civil, el derecho a convivir en el domicilio conyugal va asociado a la patria potestad de la descendencia. Si un abogado no tiene escrúpulos puede optar por la vía rápida y aconsejar a la mujer que denuncie a su futuro ex esposo por violencia de género. Con ello, la casa ya está casi asegurada, además de la custodia de los pequeños. Mosquera atesora varios archivadores repletos de sentencias: las de malos tratos, las de secuestro de menores, las de incumplimiento de visitas, la del divorcio.

ABSUELTO

"Según el atestado policial, el único golpeado fui yo"

Su ex esposa le denunció por tres delitos: dos golpes y maltrato psicológico. En el supuesto primer golpe, el que se dio contra el grifo de la bañera, el acusado ni siquiera estaba presente. El segundo era un "esguince leve con gran componente subjetiva" en la muñeca derecha, según el parte médico. Tal y como queda probado en la sentencia, la lesión tuvo lugar cuando ella le metió las dos manos en los bolsillos de los pantalones vaqueros de él para "quitarle las llaves del coche", y él le sacó las manos de ahí. Sobre el acoso psicológico, la forense indica que se trata de una mujer con "personalidad depresiva" y con "ansiedad aguda", cuyo cuadro clínico no está asociado a la crisis de la disolución del matrimonio, sino más bien a su personalidad y a que "extrañaba su país de origen, Argentina, se sentía sola y que con su separación descubrió que los pocos amigos que tenía no lo eran".

Pero las sentencias llegan varios años después de las medidas cautelares impuestas en los juicios rápidos por violencia de género.

Agentes de la Ertzaintza invitaron a Mosquera a abandonar el hogar conyugal en febrero de 2005, después de seis años de matrimonio y una denuncia por maltrato. "Sin embargo, según el atestado policial, el único que presentaba signos de golpes era yo", dice mientras enseña una cicatriz en la frente. También tiene la muñeca derecha resentida, después de que un día su mujer la emprendiera con él. "En un ataque de furia, una vez incluso levantó un televisor de 28 pulgadas para destrozarlo en el suelo".

La primera vez que acudió a Urgencias del hospital de Galdakao para recibir asistencia médica, dos enfermeras se rieron de él cuando les explicó que su mujer le había pegado. No le creyeron hasta que rompió a llorar. "La siguiente vez no dije nada". No la denunció, ni siquiera la abandonó. "Quería estar con mi hija", asegura. Pero cuando su ex esposa trató de llevarse a la niña a Argentina, él se negó en redondo y fue entonces cuando llegó la denuncia de maltrato.

REHACER LA VIDA

"No hubiera sobrevivido sin mis padres y mi pareja"

"Por suerte, tenía a mis padres". Vivían a sólo 100 metros del domicilio de la pareja. "Me instalé en mi antigua habitación y todavía hoy, después de cuatro años, sigo a caballo entre su casa y la de mi novia". Su pareja y él viven en un piso alquilado de 50 metros cuadrados que comparten con una pareja de jóvenes italianos. Dos habitaciones, un baño diminuto y un salón-cocina es todo el espacio del que disponen los cuatro. Así que cuando a Jesús le toca cuidar de la niña, va a casa de su padre. Su madre ya ha fallecido. "No hubiera sobrevivido sin ellos y mi pareja".

Las denuncias de malos tratos no prosperaron. Jamás fue condenado por un delito que siempre negó. "Mi abogado de oficio me propuso declararme culpable y llegar a un acuerdo. Le dije que ni hablar". Se buscó un abogado particular y ahora arrastra una minuta de 30.000 euros que no sabe cómo y cuándo pagará.

Por suerte, su novia es comprensiva. Para ella sólo tiene palabras de agradecimiento, además de amor. La conoció medio año después de abandonar su hogar y desde entonces no se ha separado de ella. Además, "adora" a su hija. Y la niña también la quiere, a pesar de que "su madre ha intentado crear tensión entre ellas".

Asegura que tres informes psicológicos pusieron en duda la estabilidad emocional de su ex esposa, pero no fueron suficientes para concederle la patria potestad de su hija, que tanto solicitó. Además, durante seis meses no pudo ver a la niña, después de otra denuncia de su ex mujer.

Mientras tanto, él la denunciaba a ella por incumplir el régimen de visitas, "pero los jueces sólo le imponían multas de 90, 180 y alguna de 300 euros". Incluso ha llegado a buscar asesoramiento legal para denunciar a su esposa y que ella cargue con su factura del bufete de abogados, ya que ninguna de las denuncias contra él fueron condenatorias. "Pero todos me lo han desaconsejado, piensan que no conseguiré nada, excepto arruinarme un poco más".

Ante la cuestión de si se siente un hombre maltratado, Mosquera responde que "nunca" se lo habían preguntado. "Pero pensándolo bien, físicamente me siento algo maltratado y psicológicamente, muy maltratado. Pero como más maltratado me siento es judicialmente, porque después de toda la mierda que he pasado y que aún arrastro, y me refiero a instituciones, estamentos judiciales y demás, nadie me ampara. Como si haber pasado por todo esto hubiera tenido que ser un deber o una obligación".

MATRIMONIO ROTO

Infidelidades sí; amenazas de muerte, no

"Un día mi cuñado me dijo que no me dejaba marcharme de su casa hasta que tuviera un lugar estable donde vivir", explica Pedro Martínez, divorciado de 36 años. Y para entender el significado de estas palabras hay que conocer cuántas personas viven en casa: la hermana de Pedro y su marido, dos hijos de 19 y 22 del primer matrimonio de la mujer, el hijo de cinco años que la pareja tiene en común, a temporadas los padres de los hermanos y, desde que Martínez vive en casa, su hijo de tres años durante las tardes de los miércoles y un fin de semana alterno. Todo en 104 metros cuadrados.

Tan poca fortuna tuvo Martínez en su matrimonio como abundancia de cariño por parte de su familia. El 4 de abril de 1998 contrajo matrimonio y el 27 de mayo de 2007 abandonó por orden judicial la convivencia con su ex esposa, tras una denuncia por malos tratos que ella interpuso en el juzgado de Barakaldo. Le denunció por amenazarle con cortarle el cuello. La acusación no dio lugar a órdenes de protección ni de alejamiento y la sentencia, tampoco. "De hecho, retiró el recurso de la sentencia cinco días después de celebrarse la vista oral por nuestro divorcio", en el que la mujer se quedó con la custodia del niño y el derecho a vivir en la casa que compraron juntos en Sestao, y que él debe seguir pagando. Reconoce que tuvieron problemas de "falta de respeto mutuo" a causa de sendas infidelidades, "pero jamás la maltraté".

Ella trabajaba eventualmente y él pagaba la hipoteca que ahora sigue pagando a medias: 480 euros, más 300 de pensión alimenticia del niño, otros 300 por gastos varios -"garaje, teléfono móvil y una factura de Carrefour de cuando éramos pareja y de la que me tengo que hacer cargo"-, y otros 500 euros al mes para el abogado. Y es que en total, la factura del letrado asciende a 10.100 euros. "Mis padres y mis hermanos me pusieron el dinero sobre la mesa, pero lo rechacé, bastante están haciendo por mí". De su sueldo como conductor de Bizkaibus, le quedan unos 100 ó 150 euros al mes para sí mismo. Y fuma Winston.

Con este presupuesto, no puede permitirse "nada". "Me parece injusto, la ley debería cambiar. Me siento completamente discriminado y mi único delito ha sido tener un hijo y tenerlo con la madre equivocada". A Martínez le gustaría que la Ley de Divorcio cambiara y no discriminara a los hombres. "Como en Francia, que se liquidan los bienes gananciales y cada uno debe rehacer su vida con los mismos beneficios o con las deudas a partes iguales". Además, él solicitó la custodia de su hijo, que tiene un grado de autismo, y a pesar del resultado del examen psicosocial de ella la magistrada concedió la custodia a la madre. "No estoy aquí para mimar cada divorcio, me soltó la jueza. No lo olvidaré nunca".

Martínez, que como Jesús Mosquera es miembro de la Asociación de Padres y Madres Separados de Bizkaia, duerme en el salón y cuando su hijo pasa los fines de semana con él, se muda a la habitación de su sobrino pequeño, que cuenta con una cama nido, donde descansan los dos. A su vez, su sobrino duerme en el cuarto de sus padres. Tantos cambios no han maltrecho la relación con su hermana y su cuñado. "Sé que a mi hermana le sobro para tener una felicidad completa con su segundo marido y sus hijos, pero ella nunca me lo diría. Y, cuando su marido me dijo que no me dejaba marchar, ¡me descargó de tantas preocupaciones y sentimientos de culpa!".

De hecho, su hermana ha sido su apoyo incondicional. "Mi ex mujer estuvo haciendo un gran trabajo: un año y medio antes de interponer la denuncia por malos tratos estuvo metiendo cizaña y tratando de separarme de mi familia. En parte, lo consiguió. Cuando abandoné nuestra casa de Sestao hacía tiempo que ya no me hablaba con mi hermana. Pero fue ella la que me llamó enseguida y me dijo: Coge tus cosas y ven a casa ahora mismo. Y llevo ya dos años". Gracias a sus padres vislumbra un nuevo horizonte en su vida. En julio se mudará a un piso que tienen alquilado en Barakaldo y no le permitirán pagar un alquiler: "Se lo he dicho, pero ellos ni me dejan mencionar esa posibilidad". Cuando habla de la generosidad y amabilidad de su familia se siente a veces cohibido por todos los favores que le han hecho. Recupera la sonrisa cuando explica que su familia "es la mejor del mundo".

El divorcio de Pedro ha sido muy duro, con detalles propios de un telefilm. Por eso cuando se despide tras recibir un buena suerte responde: "Tiempo, para recuperarme necesito tiempo". Es consciente de que la próxima vez que se enamore no lo hará con "tanta facilidad". En el fondo sabe que algún día recuperará su vida y la ilusión por el amor. "Está a la vuelta de la esquina, la cuestión es querer cogerlo".

PADRES DIVORCIADOS

El artículo 96 del Código Civil asocia el derecho a vivir en el domicilio conyugal a la custodia de los niños

Algunos abogados sugieren interponer una denuncia por malos tratos para conseguir réditos rápidamente

Una mala praxis habitual

Es vox populi. En algunos despachos de abogados es una práctica habitual sugerir a la clienta que interponga una denuncia por violencia de género para presionar en el proceso de divorcio. La sentencia tarda entre uno y dos años, pero las medidas cautelares llegan en apenas 24 horas gracias a los juicios rápidos que a tantas mujeres maltratadas ayudan. Anualmente, entre el 30 y el 40% de las órdenes de alejamiento y protección solicitadas por la supuesta víctima son denegadas en la CAV. Muchas son falsas. Pero mientras tanto la esposa se queda con la vivienda y la custodia de los hijos. "Ningún fiscal, juez y psicólogo se atreve a poner las cartas sobre la mesa porque ¿y si se equivocan? La vida de una mujer realmente maltratada correría peligro", indica el presidente de la Asociación de Padres y Madres Separados de Bizkaia (Abipase), Pedro Díez. El problema es que mientras la vivienda siga asociándose a la custodia de la descendencia y no se disuelvan automáticamente los bienes gananciales, las falsas denuncias por malos tratos siguen multiplicándose. "Hace seis años, uno o dos casos al año, ahora tengo treinta", resume una procuradora de Bilbao.

Entrevista en DEIA. 12 de Abril de 2009
Enviado por Shiquilla el Viernes, 24 de abril de 2009 a las 17:37:00 (6904 Lecturas)
(Leer más... | Puntuación 4.8)
 Paulino Castells, especialista en psiquiatría: Hay que apostar por la custodia compartida
KidetzaPaulino Castells

Paulino Castells es doctor en Medicina y Cirugía por la Universidad de Barcelona, especialista en pediatría, neurología y psiquiatría y profesor agregado en la licenciatura de Psicología de la Universidad Abat Oliba CEU de Barcelona. Recientemente ha publicado el libro 'Los padres no se divorcian de los hijos', el que pretende que se regale y lo lea todo el mundo, especialmente en los juzgados de familia. El propio escritor lo considera una "vacuna que pueden admistrar los padres para inmunizar a los hijos en el trauma del divorcio", pues incorpora numerosos consejos para que "el niño lo lleve lo mejor posible".

.- ¿Qué es exactamente lo que usted denomina 'psiquiatría de la familia'?
   Es una rama de la psiquiatria que trata temas derivados de la convivencia familiar, especialmente se centra en situaciones en las que se deterioran las relaciones entre los miembros de una familia, ya sea entre padres e hijos, entre la pareja de padres, entre  hermanos o entre los parientes próximos.  Todas estas circunstancias se traducen en cuadros de tensión, ansiedad, depresión o rechazo y estos son precisamente los síntomas que se tratan dentro de la psiquiatría de la familia.  

.- ¿Qué efectos generales tiene en los menores la separación de los padres?
   Una separación siempre es un shock para el niño. Aunque en función de la relación que mantenía con los padres les afectará en mayor o menor medida. Tenemos que tener claro que la separacion no es más que un fotograma de una película que ha empezado hace mucho tiempo y que le queda bastante para terminar. 

   En ocasiones la separación es favorable, pues la situación que se vivía en casa antes de la separación de los padres era insostenible y la ruptura es la mejor opción, tanto para ellos como para los menores, a los que yo lamo "los hijos del suspiro", pues cuando les pregunto que cómo están tras la separación de sus padres me contestan con un suspiro de alivio. Además, hay veces que la separación sirve para que los hijos conozcan más a uno de sus dos progenitores, porque es frecuente que en la relación uno de los dos cónyuge estuviera omnipresente y arrinconara el otro, lo que dificultaba que el hijo pudiera conocerle tal y como realmente es, y así cuando se separa, el hijo puede acceder mejor a él.

.- ¿Y a largo plazo, cómo puede influir el divorcio en la vida del hijo y en sus relaciones personales?
   No se sabe a ciencia cierta cómo van actuar en el futuro los niños de hoy que han vivido en sus carnes una separación traumática. Tampoco como van actuar en sus relaciones personales, familiares y sociales porque depende de muchas variables y sólo se podrá comprobar dentro de 15 o 20 años. Creo que pueden actuar de dos maneras muy diferentes: o bien, negarse a casarse y a tener hijos por miedo a repetir la situación que vivió cuando era niño; o bien, querer formar una familia intentando, por todos los medios, que no pase lo que sucedió en su pasado.

.- ¿Estos efectos son diferentes según la edad y el sexo?
   El divorcio tiene una influencia distinta en los hijos según las edades y el sexo de estos. Es cierto que tras una separación siempre está más amparada la niña que el niño, porque actúan con sumisión y pasividad, lo que no molesta al entorno y éste se vuelca con él. Por el contrario, el chico toma una actitud de rebeldía e irritabilidad hacia el exterior, y el entorno rechaza este comportamiento.

En cuanto a la edad, considero que la peor edad es la adolescencia, porque el joven necesita un modelo de identificación muy fuerte y cuando desaparece este personaje admirado, él se queda "huérfano" de esta imagen que es la que le ayudaría a madurar en esta epoca tan frágil de su desarrollo.  

.- ¿A qué puede ser debido el incremento del número de divorcios en los últimos años?
   Uno de los múltiples factores responsables de este incremento es el indiviualismo que impera, cada vez más, en nuestra sociedad. Ahora todo el mundo quiere ser feliz, aunque sea una felicidad a costa de la desgracia de los demás. Y es precisamente, esta visión hedónica de la vida, la que hace que las parejas ante el más mínimo problema tiren la toalla. La capacidad de reparación o de intentar buscar donde está el fallo para repararlo es cada vez menor y en gran medida optan por  dejarlo.
   Además, ahora la gente quiere las cosas en el momento y que no duren mucho tiempo, nos hemos acostumbrado a los productos perecederos y pasa igual con las relaciones, que ya no se espera que sea para toda la vida, tal y como se esperaba antes.

.- ¿Cómo afecta la crisis al número de divorcios?
   Hay dos opiniones y las dos son ciertas. Por una parte, lo que la crisis hará es redescubrir a  muchas parejas que estaban distanciadas por el trabajo y que tras la pérdida de empleo o la reducción de horas, pasan más tiempo en casa y por tanto, chocan más. Pero por otra parte, es cierto que se han parado el incremento de divorcios por la penuria económica, esto es, lo que el amor lo ha unido, ahora lo une la hipoteca. Además, los trámites de las separaciones son muy caros y ahora no es el mejor momento para hacerlos frentes.

.- ¿Qué deben hacer los padres ante una separación para perjudicar, lo menos posible, a los hijos? 
   Ante todo tienen que respetar a los hijos, pues aunque el amor entre la pareja se acabe, el respeto siempre tiene que permanecer, tanto entre los padres como entre los hijos. Asimismo, pienso que es fundamental hablar y contar todo lo que pasa a los hijos, siempre poniendolo a su nivel de comprensión.

   Hoy día es muy frecuente oír hablar del 'síndrome de alienación parental', que es cuando uno de los exconyujes manipula al hijo para ponerle en contra del otro. Yo esto lo contrapongo con el 'síndrome de indefensión parental', que revela que esta reacción manipuladora no es más que una situación de indifensión por una simetría de poder con el otro miembro de la pareja que tiene una situación economica, social, de poder que no tiene el otro. Y para defenderse, se vale del hijo. El problema es que muchas veces se han adoptado resoluciones judiciales que dicen que el padre tiene un síndrome de alienación parental y no se ha valorado que realmente lo que pasa es que se siente indefenso.

.- ¿Custodia compartida como medida inicial automática en procesos de nulidad, separación y divorcio, sí o no?
   Siempre custodia compartida, porque es la situación más parecida a la vida matrimonial, aunque es muy complicada y exige un gran esfuerzo por ambas partes. Ahora parece que la justicia está dando más la palabra al hombre y se está apostando más por la custodia compartida. Es preciso reseñar que cada caso es diferente y hay que mirarlo con lupa.
   Por otra parte, ante dificultades de relación, yo siempre abogo porque se vayan con su pariente de igual sexo, ya que la ausencia del progenitor del mismo sexo siempre repercute en el desarrollo afectivo y cognitivo de los hijos.

Enviado por Shiquilla el Martes, 21 de abril de 2009 a las 20:47:30 (8834 Lecturas)
(Leer más... | Puntuación 4.42)
 Gipuzkoa registra por vez primera una caída de los divorcios
Kidetza
Jorge Napal

DONOSTIA. Lo que Dios ha unido, que no lo separe la crisis económica. Gipuzkoa registra por vez primera en su historia un descenso del número de separaciones y divorcios, que se reducen de 1.710 casos en 2007 a los 1.693 registrados el año pasado. El descenso es leve, pero muy significativo.
Lejos de lo que pueda parecer, de ningún modo refleja que las aguas hayan vuelto a su cauce en buena parte de las relaciones de pareja. La caída de rupturas guarda más bien relación directa con el difícil contexto que trae el desplome financiero, y que parece estar condenando a muchos cónyuges a seguir viviendo bajo el mismo techo, a pesar de que ya nada comparten, salvo el temor a quedarse con una mano delante y otra detrás. "Cada vez hay más familias afectadas por la crisis que larvan el problema, que no se separan y están dando lugar a una situación que nos preocupa porque tarde o temprano va a estallar esa relación de forma contenciosa", alertaba ayer Justo Sáez, presidente de la Asociación de Padres y Madres Separados de Gipuzkoa, Agipase.
Les da vértigo dar el paso porque la vivienda se ha convertido en un quebradero de cabeza que desbarata todo propósito de finiquitar la relación sin echarse los trastos a la cabeza. Las parejas cada vez se separan más jóvenes, y la dificultad de acceder a pisos de VPO o de alquiler social por no computarse los ingresos netos de quien tiene la obligación de pasar una pensión a su ex pareja se está convirtiendo en un callejón sin salida.
Según reveló Agipase, conocen casos de personas separadas "en precario" que deben hacer de tripas corazón con 300 euros al mes, con los que pagar su manutención y el alquiler del piso, sin ningún acceso a algún tipo de ayuda social.

Ante este panorama, no es extraño que el equipo de trabajadores sociales de esta agrupación, tal y como explicó Sainz, reciba un incesante goteo de visitas en las que se pone sobre la mesa el deseo de romper la relación de pareja, pero no se acaba de dar el paso por todas las dificultades que ello conlleva. "Es algo que venimos constatando desde septiembre", incidió Sáez, en directa alusión al impacto directo que está teniendo la crisis en los bolsillos de los guipuzcoanos.

impago de pensiones Uno de los efectos colaterales que ello conlleva es el creciente impago de pensiones, que desde hace unos años se venía situando en un 19% pero que ahora "se está disparando". La Federación de Madres y Padres Separados de Euskadi, Kidetza, está a la espera de que se conforme el nuevo Parlamento Vasco para solicitar "con carácter urgente" el Fondo de Garantía para cubrir este tipo de impagos, como así se acordó en junio del año pasado.

A pesar del descenso de separaciones, los litigios mantienen la tendencia ascendente que arrancó en 2005, cuando se aprobó la Ley del Divorcio. Es justo lo contrario a lo que viene ocurriendo en el resto del Estado, donde la contenciosidad ha bajado del 42,2% al 40,9%.

LOS DATOS

Caída de rupturas. Las separaciones y divorcios han disminuido en Gipuzkoa por efecto de la crisis económica. La caída es de un 8% en Euskadi, aunque en el territorio el descenso es más leve, con 17 casos menos de 2007 a 2008, lo que supone un 0,9%.
Efectos de la crisis. En los últimos meses se ha constatado que hay más parejas que posponen la separación legal por motivos económicos mientras que se han acrecentado los impagos de pensiones alimenticias.
Contenciosos. Los litigios mantienen una tendencia de subida del 0,3% de forma continuada desde 2005, contrariamente a lo que ocurre en el resto del Estado, donde la contenciosidad ha bajado del 42,2% al 40,9%.
Guardia y custodia. Se registra un aumento de las peticiones de guardia y custodia compartida, tanto de mutuo acuerdo como contenciosas, con un número de adjudicaciones de 200 casos en 2007 en el País Vasco. Agipase solicitará al próximo ejecutivo vasco que inste al Gobierno central a modificar la Ley del Divorcio con el fin de frenar este aumento de los litigios que redundan en una mayor "manipulación de los menores".

LA FRASE

El impago de pensiones se sitúa desde hace años en un 19% pero en los últimos meses "se ha disparado"
Enviado por Shiquilla el Domingo, 19 de abril de 2009 a las 20:54:12 (5850 Lecturas)
(Leer más... | Puntuación 2)
 La nueva ley de custodia compartida planea igualdad económica para el padre y la madre
Kidetza
Los afectados exigen que la norma incluya la liquidación judicial de gananciales
13.04.09 -
HÉCTOR ESTEBAN
| VALENCIA


En un divorcio, la imagen habitual es ver al padre cogiendo las maletas y yéndose de casa. La legislación actual reparte la patria potestad entre los dos progenitores pero el custodio propio -en el 98% de los casos, la madre- es el que se queda con la casa, el piso, los bienes y, sobre todo, los hijos. El padre que hace las maletas se ve obligado a pagar la hipoteca de su antiguo domicilio sin poder disfrutarlo, comprarse un coche, pagar la pensión alimenticia a sus hijos, buscarse un piso para vivir, amueblarlo si puede y con lo que le sobra, si es que es así, comer él.

La futura ley de custodia compartida que ya prepara el Consell pretende acabar con esta discriminación de sexos. El varón, en este caso, suele ser el perjudicado. Por eso uno de los pilares fundamentales de la futura norma es que las dos partes del matrimonio parta en igualdad de condiciones a la hora de iniciar el proceso de divorcio. La Comunitat Valenciana, junto con Cataluña, es la autonomía pionera en poner en marcha una ley de este tipo para corregir, en parte, la excesiva rigidez del Código Civil.

Plataformas como Custodia Compartida Ya o la Asociación de Mujeres por la Igualdad y la Custodia Compartida creen vital que las cuestiones económica se separen claramente de los hijos en los procesos de divorcio. Una forma de acabar con los lamentables chantajes, que son muy habituales en las separaciones matrimoniales.

Una de las propuestas de la ley en la que se está trabajando es que el mediador que se establezca para el matrimonio negocie el mejore futuro para los dos progenitores. La idea es que por ley se pueda llegar a un acuerdo sobre el reparto de la casa -si se vende o se la queda una de las partes del matrimonio-, sobre el coche y los bienes. De esta manera, si la mujer decide quedarse con el hogar familiar, podría compensar económicamente a su marido para que este pudiera adquirir otra vivienda.

En la actualidad, el panorama es totalmente distinto. "Se están viviendo situaciones tremendas en la que los padres no pueden comprar ni una casa. Muchos duermen en el coche o comparten pisos 'patera' para poder tener un nuevo hogar. Por eso creemos que la inclusión en la ley de un mediador es básico para evitar este tipo de situaciones", señalaron ayer desde Mujeres por la Igualdad y Custodia Compartida.

De la misma opinión es David Ferrer, presidente de Custodia Compartida Ya, que apuesta por la liquidación judicial de gananciales. "Es algo que debe estar al margen del régimen de visitas pero que garantizaría que muchos padres no se tuvieran que ir a vivir a un camping". Además, Ferrer pide, como pasa en Euskadi, ayudas del Consell para que los padres separados con escasos recursos puedan acceder con mayor facilidad a viviendas de protección oficial.

Los expertos consideran que la ley debería incluir también una artículo que exigiera a los progenitores realizar un plan de responsabilidad parental. Una especie de declaración firme para comprometerse a mantener la educación de los hijos y para garantizar su subsistencia. Además, también habría que incluir la obligación de que los padres no utilizarán malas prácticas como el chantaje con los hijos para presionar a la otra parte del matrimonio.


Sobre 15.000 divorcios
La futura ley de custodia compartida pretende también romper con los regímenes severos de visita, en los que, habitualmente, el padre sólo puede ver a sus hijo un fin de semana alterno y la mitad de las vacaciones escolares. La idea es que los dos progenitores puedan compartir casi a partes iguales el desarrollo y educación de sus vástagos.

La Comunitat Valenciana es una de las autonomías de España en la que más divorcios se producen. De hecho, cada año se separan en territorio valenciano cerca de 15.000 parejas. En los primeros nueve meses de 2008 -los últimos datos estadísticos disponibles- se contabilizaron 11.974 separaciones y divorcios. La Comunitat sólo fue superada por Andalucía, Cataluña y Madrid.

Enviado por Shiquilla el Domingo, 19 de abril de 2009 a las 20:50:09 (6566 Lecturas)
(Leer más... | Puntuación 3.81)
 La crisis también llega a los divorcios
KidetzaAgipase asegura que disminuyen las rupturas y crecen los impagos de las pensiones por las dificultades económicas
09.04.09 -
ANE URDANGARIN
| SAN SEBASTIÁN.


DV. Las vacaciones de verano suelen ser terreno abonado para que las parejas con problemas den el paso de separarse. Septiembre y octubre son, tradicionalmente, los meses en los que más matrimonios ponen en marcha 'los papeles' de la ruptura. «Pero el año pasado ese fenómeno no se dio con tanta intensidad. Más tarde comenzaron a venir, pero sólo para informarse. Algunos no pueden permitirse el divorcio, y hay parejas legalmente casadas que están haciendo vida de separados».
La crisis también afecta a los divorcios, según ha constatado la Asociación de Padres y Madres Separados de Gipuzkoa, Agipase. Su presidente, Justo Sáez, asegura que la coyuntura actual, «el miedo, la inseguridad y los problemas económicos están demorando las rupturas, lo que es preocupante porque son situaciones que se van a complicar todavía más y van a estallar de forma más contenciosa a lo largo de este año o a principios del que viene».
Las cifras de la asociación, basadas en datos del Consejo General del Poder Judicial, hablan de que el año pasado los divorcios y las separaciones descendieron un 8,2% en el País Vasco. No obstante, en Gipuzkoa se mantuvieron prácticamente invariables (se registraron 17 casos menos que en 2007), con una bajada del 0,9%. En Vizcaya y en Álava las rupturas decrecieron un 11 y un 12,8%, respectivamente.
La situación económica y la vivienda son las causas principales de que haya parejas rotas que no se divorcian. Como para el resto de la sociedad, no es la mejor época para vender piso. «Hay muchas dificultades, también para acceder a un préstamo para comprar una vivienda, aunque sea de protección oficial».
Desde Agipase también critican la «dificultad añadida» que supone acceder a las ayudas sociales. El presidente explica que una persona que por ejemplo tiene un sueldo de 2.000 euros, «que tras pagar la antigua vivienda conyugal, la pensión alimenticia y, en su caso, la compensatoria, y se queda con 200 ó 300 euros, no tiene derecho a ayudas sociales». Eso, si está empleada.
La crisis también está afectando «muy gravemente» a los ya separados. Aunque no manejan datos concretos, desde Agipase aseguran que han aumentado de forma importante los impagos de pensiones. Por ello, reclaman la puesta en marcha «urgente» del fondo de garantía social, «que tenía que estar activo el año pasado». Esta será una de las peticiones que tienen intención de trasladar al nuevo Gobierno Vasco.
Los impagos de los créditos hipotecarios se están incrementando también en este colectivo, «lo que en ocasiones puede llevar al embargo», y la precariedad económica de los progenitores que no tienen la custodia de sus hijos «se está agravando». Sáenz se refiere de nuevo a divorciados en situación «precaria» que tienen que satisfacer sus necesidades básicas (vivienda, alimentación, etc) por menos de 300 euros mensuales. «Y a este colectivo no se le reconoce su derecho a ayudas sociales por superar sus ingresos brutos los mínimos exigibles. Tampoco se resuelve su derecho constitucional a una vivienda digna y tienen que recurrir a casa de sus padres, a instalarse en campings, pisos compartidos...».
Custodia compartida
Toda esto incide en los hijos, «que son los más perjudicados». El presidente de Agipase lamenta «la utilización y manipulación» de los menores en las rupturas y reitera la necesidad de implantar, por norma, la guarda y custodia compartida, que tiene intención de reclamar al próximo ejecutivo vasco, a quien solicitará que tome nota del ejemplo catalán.
Actualmente, las peticiones de guardia y custodia están aumentado de «forma significativa». No obstante, en el País Vasco la guarda a favor de la madre es superior al resto de las comunidades, «por lo tanto es donde más se discrimina la mujer» al asignarle «la pesada carga de educar ella sola a los hijos», afirma Sáez.
La psicóloga Julia Rodríguez retrata el perfil de los guipuzcoanos que se separan: jóvenes de entre 35 y 45 años con uno o dos hijos. En todos los casos, señala la abogada Isabel Gil, la mediación familiar es lo más recomendable, «porque el protagonismo recae en las partes implicadas y no son los abogados o el juez quien decide». Hacen falta equipos de mediación en cada partido judicial, reclaman desde Agipase, porque cada familia necesita un traje a medida.
LOS DATOS
Divorcios y separaciones: El año pasado bajaron en los tres territorios. Se registraron1.693 en Gipuzkoa, un 0,9% menos que en 2007; 2.743 en Vizcaya (-11%) y 757 en Álava (-12,8%).
Sube la contenciosidad: La conflictividad sigue aumentando desde 2005. En Gipuzkoa se incrementa del 30,3% al 30,4%, en Álava el aumento es del 2,3% y en Vizcaya, del 0,2%.
Custodia compartida: Aumentan las peticiones. En 2007 se concedieron 71 en Gipuzkoa (un 9,1%).
«Es urgente que el Gobierno Vasco ponga en marcha el fondo de garantía social»
Enviado por Shiquilla el Domingo, 19 de abril de 2009 a las 20:48:25 (6837 Lecturas)
(Leer más... | Puntuación 4)
 Kidetza denuncia que las vascas lideran el ranking de la discrimación de género
KidetzaLa Federación critica la vulnerabilidad de divorciadas que no reciben ninguna pensión Solicita que el Gobierno Vasco "ponga en marcha antes de julio" un fondo de garantía social que solvente el problema.


Dos mujeres pasean por Donostia.Foto: ruben plaza


DONOSTIA. La Federación de Euskadi de Madres y Padres Separados, Kidetza, se mostró ayer muy crítica respecto a la situación que atraviesan en Euskadi las mujeres en relación a sus derechos. Tanto, que llegó a afirmar que se sitúan "en el ranking de cabeza estatal de la discriminación" por razón de género en cuanto a su participación institucional y perspectiva socioeconómica.

La federación, que ofreció una rueda de prensa en Donostia con motivo del Día Internacional de la Mujer, que mañana se celebra, afirmó que esta vulneración de derechos persiste "a pesar del gran esfuerzo" y la "ingente cantidad de recursos económicos" que se vienen destinando para enderezar esta situación.

Kidetza resaltó que la vulnerabilidad que vive la mujer se acentúa aún más tras un divorcio, pues como norma, "en el 86,5% de los casos", se adjudica la guarda y custodia del menor a la madre, "condicionando de este modo totalmente su futuro profesional" y adjudicándole la pesada carga de criar a sus hijos.

Es a partir de ese momento cuando surgen un sinfín de problemas. De hecho, según denunció Kidetza, en Euskadi las madres divorciadas que no reciben la pensión alimenticia de sus ex maridos "no perciben ninguna cantidad de las instituciones".

Para solventar esta "injusticia", la Federación solicitó que el Parlamento Vasco apruebe una proposición de ley instando al Gobierno central a modificar la ley del divorcio, contemplando la guarda y custodia compartida como norma preferente. Del mismo modo, reivindicó que el Gobierno Vasco "ponga en marcha antes de julio" un fondo de garantía social que haga frente a las situaciones de impago de pensiones. Entre los actos convocados para celebrar el Día Internacional de la Mujer, una manifestación recorrerá mañana las principales calles de Donostia, partiendo desde el Boulevard a las 13.00 horas.

Enviado por Shiquilla el Lunes, 09 de marzo de 2009 a las 20:16:41 (2439 Lecturas)
(Leer más... | Puntuación 1)
 Los niños de padres separados se acostumbran a todo, excepto a la conflictividad entre adultos
KidetzaPedro Diez inaugura hoy en Bilbao unas jornadas que abordan los procesos de divorcio y el reto de la coeducación. Asegura que, en la mayoría de los casos, la custodia compartida es la mejor opción para que los hijos crezcan con el amor y el cuidado de ambos progenitores
bilbao.¿La custodia compartida no es un lío para el crío?

Con entendimiento y orden, no tiene porqué serlo. Lo que acaba siendo un lío es la supresión de una de las dos figuras paternas en la crianza de los hijos. Sé que la custodia compartida asusta un poco, pero debemos entenderla como un traje hecho a medida de cada familia, centrándonos en la realidad personal y laboral de cada padre y madre, y evitando los asuntos sentimentales y económicos que acompañan a una ruptura. Luego hay que crear regímenes de convivencia suficientemente rígidos para mantener un orden, pero suficientemente flexibles cómo es la vida misma.

¿Y los niños responden bien?

Los niños se acostumbran a todo, excepto a la conflictividad entre sus padres. Los críos no se acostumbran a tener que ir a los puntos de encuentro durante seis años seguidos, a que un progenitor hable mal del otro, a la tristeza de uno, al cabreo del otro. Los niños lo captan todo, son esponjas.

¿Para obtener la custodia compartida hace falta que las dos partes estén de acuerdo?

Con la ley de divorcio actual, que no nos gusta, así es. Si ambas partes no están de acuerdo, un progenitor puede solicitar la custodia ante un juez mediante demanda, un proceso lento y costoso psicológica y económicamente. Y por este procedimiento sólo conozco un caso favorable en los juzgados de Bilbao.

¿Cuántos procesos de custodia compartida hay en la CAV?

El pasado fueron 200, lo que representa sólo el 8% de las custodias.

Normalmente es la madre la que no quiere la custodia compartida. ¿Es la ley de divorcios sexista?

Lo es. Favorece a la madre, quien tiene una serie de privilegios heredados de este mundo machista obsoleto en el que la madre es la cuidadora y, por ende, recibe los beneficios que ello reporta: pensión y vivienda. La ley es sexista, pero no eso no significa que favorezca a la mujer, ni al hombre, ni a los hijos. Porque al final la vivienda se tiene que vender cuando los hijos se hacen mayores; porque trabajar, cuidar y educar sola a los niños no es nada fácil, y porque algunos niños, al crecer con carencias, al llegar a la adolescencia empiezan a manipular y se acaban yendo con quien más les ofrece. La custodia, actualmente, está demasiado ligado al aspecto económico, por lo que al final acaba siendo una guerra continua en la que nadie gana.

Hay que ser muy consciente de que los hijos son de los dos y para siempre, a pesar del divorcio.

Sí, hay que tener claro que se rompa la relación de pareja, pero que la relación entre el padre y los hijos y la madre y los hijos es para toda la vida.

¿Cómo conseguirlo?

Hay que mirar hacia países como Francia e Islandia. En Francia funciona muy bien la mediación, un servicio en el que abogados y psicólogos acompañan a los progenitores para que sean ellos mismos quienes lleguen a acuerdos a la hora de definir la convivencia. No les obligan a hacerlo, sino que les enseñan. Al fin y al cabo, se trata de que reconstruyan sus vidas. Además, con el divorcio llega la liquidación de bienes gananciales, por lo que obtener la custodia no implica quedarse con vivienda.

¿Los puntos de encuentro funciona?

Funcionan, pero hay sólo dos en toda Bizkaia. Está contemplada la construcción de cinco más, pero se necesitan ya.
Enviado por Shiquilla el Domingo, 30 de noviembre de 2008 a las 22:53:18 (2875 Lecturas)
(Leer más... | Puntuación 4)
 KIDETZA. II Jornada para profesionales de puntos de encuentro familiar (21 Nov 2008)
KidetzaII Jornada para profesionales de puntos de encuentro familiar.

KIDETZA. 21 de Noviembre de 2008

Ver fichero adjunto
Enviado por Shiquilla el Lunes, 10 de noviembre de 2008 a las 22:49:03 (1272 Lecturas)
(Leer más... | Puntuación 0)
 ABIPASE. II Jornadas Protección del menor en los procesos de separación y divorcio (14/15 Nov 2008)
Kidetza
II Jornadas Protección del menor en los procesos de separación y divorcio.

ABIPASE. 14/15 de Noviembre de 2008

Ver fichero adjunto
Enviado por Shiquilla el Lunes, 10 de noviembre de 2008 a las 22:37:27 (1424 Lecturas)
(Leer más... | Puntuación 0)
 La custodia compartida no arraiga en Bizkaia
KidetzaLa custodia compartida no arraiga en Bizkaia
Ver fichero adjunto
Enviado por Shiquilla el Lunes, 10 de noviembre de 2008 a las 20:02:43 (2411 Lecturas)
(Leer más... | Puntuación 5)
Preferencias
Tu página de inicio

Agréganos a favoritos

Recomiéndanos

Visitantes
invitados 9 invitado(s)
miembros 0 miembro(s)
Eres un usuario anónimo. Puedes registrarte aquí
Buscar


Encuesta
¿Qué opina de este sitio?

Ummm, no está mal
Bien
No me gusta
Está muy bien



Resultados
Encuestas

votos 630
Hemeroteca
Por favor selecciona el mes que deseas consultar:

  Junio, 2009
  Abril, 2009
  Marzo, 2009
  Noviembre, 2008
  Octubre, 2008
  Septiembre, 2008
  Junio, 2008
  Mayo, 2008
  Marzo, 2008
  Febrero, 2008
  Diciembre, 2007
  Noviembre, 2007
  Octubre, 2007
  Septiembre, 2007
  Julio, 2007
  Junio, 2007
  Mayo, 2007
  Abril, 2007
  Febrero, 2007
  Enero, 2007
  Noviembre, 2006
  Octubre, 2006
  Septiembre, 2006
  Agosto, 2006
  Julio, 2006
  Junio, 2006
  Mayo, 2006
  Marzo, 2006
  Febrero, 2006
  Abril, 2005
  Marzo, 2005
  Diciembre, 2004
  Octubre, 2004

[ Mostrar todas las Noticias ]
Información
Confederación estatal de padres y madres separados
Federación de Euskadi de padres y madres separados

Todos los logos y marcas en este sitio son propiedad de sus respectivos propietarios. Los comentarios son propiedad de sus autores.
Copyright © 2005 - 2007. Federación de Euskadi de Padres y Madres separados (KIDETZA)
Página Generada en: 1.23 Segundos